lenguas indigenas

Thursday, April 20, 2006

Contexto histórico de las lenguas indígenas

Antes de la conquista, México contaba con 170 diferentes lenguas indígenas y poco a poco algunas de ellas fueron desapareciendo por la imposición de la lengua náhuatl, perteneciente al grupo dominante de la época: los mexicas o aztecas, quienes al ser los más fuertes en el comercio y en el dominio del territorio impusieron su lengua al resto de las comunidades.

En el siglo XVI, con la conquista, las lenguas indígenas no se vieron del todo amenazadas; por el contrario, los españoles creían que la mejor manera para evangelizar a los indígenas era a través de una lengua que ellos conocieran o que se les hiciera fácil de aprender, puesto que el náhuatl mostraba gran parecido con las otras lenguas indígenas. Los españoles comenzaron a estudiar las diferentes lenguas indígenas, sobre todo el náhuatl e hicieron diversas publicaciones para poder evangelizar más eficientemente a los indígenas; sin embargo, había pequeñas presiones por parte de la corona Española para que el castellano se consolidara como la lengua oficial de la Nueva España, pero estas presiones no cumplieron del todo su cometido debido a que diferentes frailes abogaban por la preservación de las lenguas indígenas.

Con el tiempo, el castellano comenzó a extenderse, pues quienes estaban al mando del comercio y del gobierno eran españoles y su idioma era el castellano; además, algunos indígenas se dedicaron a estudiar el castellano de manera voluntaria. De este modo, los pueblos indígenas se fueron arrinconando y aislando de la participación en el Imperio de la Nueva España, lo que accidentalmente provocó el resguardo de sus lenguas.

En el siglo XIX, el primer siglo de México independiente, los indígenas continuaban siendo marginados puesto que la constitución no promulgaba leyes que los beneficiara, por lo contrario, los excluían de la democracia y los despojaban de sus tierras.

Entre 1901 y 1911, Justo Sierra, siendo ministro de Educación Pública, consideraba que los indígenas no podían integrarse a la nación por la falta de entendimiento que había hacia la lengua dominante: el español, por lo que sugirió una solución a este problema: imponer el español y eliminar para siempre a las lengua indígenas para homogenizar la cultura y nación y así integrar a los indígenas a la democracia.
La decisión de Sierra implicaba acabar para siempre con las lenguas indígenas, así como con su cultura; pero esto no fue posible, pues hubieron varios intelectuales que apelaron esta orden, como el antropólogo Manuel Gamio, quien reconoció y valoró la diversidad lingüística con la que contaba México; además, reconocía el mestizaje como parte de la identidad mexicana. Declaró que correspondía a los indígenas elegir sus autoridades, diseñar las formas de su organización, al igual que los sistemas de aprovechamiento de sus recursos naturales. Por lo tanto, había que efectuar una reforma en la Constitución para involucrarlos en la democracia.

Más adelante, durante la presidencia de Porfirio Díaz, las lenguas indígenas no se preservaron del todo, puesto que Díaz tenía preferencia por los estilos y culturas europeas, por lo que uno de sus propósitos gubernamentales respecto a los planes de la educación pública fue castellanizar a la población indígena.

En la actualidad, las lenguas vernáculas o indígenas continúan en peligro de extinción, puesto que se vive un mundo globalizado sumergido en lenguas ecuménicas como el inglés a nivel mundial y el español en el territorio mexicano. En México está creciendo la preocupación por preservar estas lenguas y promover su desarrollo, por eso se están implantando nueva leyes que las protejan y promueven su uso en la educación pública, música e información variada.

Bibliografía

*Vericat, Isabel, Lenguas en peligro. Ed. Robert H. Robins, Eugenius M. Uhknebck y Beatriz G. Cuarón (2000), México, DF.

*León-Portilla, Miguel , El destino de las lenguas indígenas de MéxicoEditorial Diana, Fondo Editorial de las Culturas Indígenas, 2002

*Leal, Juan David, Sobrevive en México lengua indígena que hablan sólo dos personas. Excelsior, Feb. 2006, México, DF.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home